martes, octubre 24, 2006

Foro en Berkana (III): Regreso al planeta de las imágenes positivas


El tema que más dio que hablar fue el de las imágenes positivas. Tampoco llegamos a ningún acuerdo y no teníamos por qué. Dado que se ha tratado ya en este blog, seré breve. Primero, el debate sigue coleando: menciona la serie “The L-Word” en presencia de dos lesbianas y el debate está servido como si los ochenta nunca hubieran terminado. Los argumentos son los de siempre: para algunas la serie no representa a las lesbianas reales (que al parecer no tienen piscinas), para otras sí. Para algunas da una imagen superficial de las lesbianas. Para otras da una imagen atractiva. Algunas, simplemente, no quieren identificarse con “esa” manera de ser lesbiana. Y a otras les encantaría ser “ese tipo” de lesbiana. Como vemos, hay posiciones a favor y en contra, pero a veces un mismo criterio se activa positiva y negativamente. Lo que veo aquí es que cada uno cuenta la historia según le va. Y también que tendemos a olvidar que se trata de una serie de televisión de ficción, no una declaración de principios. Pero dejo The L-Word para otro momento.


Tanto en esto como en el tema del homoerotismo hay una ruptura generacional. Yo la sitúo, por vuestras respuestas en el cuestionario, en torno a los nacidos tras la muerte de Franco. Quienes tienen menos de treinta años tienden a hablar menos de imágenes positivas (el tema les es bastante indiferente) y las mujeres tienden a ser más receptivas con la cuestión del sexo sin lazos emocionales. En cualquier caso no es algo rígido: a una amiga (de mi edad más o menos) le encantó Bilitis en su momento, y no entiende el rechazo que el feminismo hizo de este tipo de imágenes. Siempre hay espacio para las miradas disidentes.

Las ilustraciones son de Media hora más contigo y de Beautiful Thing.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada