viernes, octubre 27, 2006

Las diez películas gays más significativas (de chicos)

Me encanta hacer listas, así que propongo un pasatiempo. Se trata de hacer una selección de las diez películas más representativas/siginificativas del “cine gay” en sentido amplio. Espero vuestras acotaciones, comentarios, alternativas... Algunas limitaciones para evitar degenerar en caos (el caos está bien para la vida, en la escritura es inadmisible)

a) Se trata de valorar sobre todo la importancia histórica. Sería otra cosa valorar la calidad (es decir las diez “mejores” películas gays), se puede hacer en otro momento. Podría también hacer “mis diez películas gays preferidas” y probablemente no coincidiría con ninguna de las dos listas.

b)Habrá una para las mujeres y otra para hombres. Esto es para evitar meternos en agravios comparativos, que si cinco y cinco, que si tres y siete, que si cuatro y seis, que si diez y cero.

c) En vuestras respuestas podéis proponer alternativas a cualquier título o incluso diez títulos distintos a los míos, PERO justificad vuestra elección aunque sea con una frase. Y se trata de que sean DIEZ, así que por cada una que añadáis tenéis que elegir una que podamos perder.

d) Mejor evitar las películas en las que el personaje gay es bastante marginal por importantes que puedan parecer, como sucede en Tempestad sobre Washington (primer bar gay de la historia del cine) porque restaría a la lista relevancia.

El objetivo es práctico: en el libro habrá, al margen del argumento, breves análisis como los del diario de películas, y estaría bien que la selección la hiciéramos entre todos.

Anda, animaos.

Mi propuesta para cine de chicos cronológicamente. Insisto en que no aplico mi propio gusto, sino un criterio histórico: algunas películas en esta lista me gustan mucho, otras poco, pero espero que todas os parezcan representativas. Pero cada alternativa es matizable.

1. Anders als anderen 1919
Igual me llamáis pedante, pero es una historia gay y es realmente la primera narrativa larga en la cual la enunciación es pro-homo. En el original salía Magnus Hirschfield. Está en DVD (lo que queda de ella). De las mudas también me gustaría haber incluido Mikael, de Dreyer, mucho mejor como película.


2. Victim 1961
Gran salto en el tiempo. Pero es la
primera película en la que hay cierta apología de los homosexuales. Tamizada, conservadora, paternalista, pero sin dudas tajante en su propuesta (que los homosexuales no deben ser considerados delincuentes por el hecho de serlo). Hay un antes y un después de esta película en Europa.

3. Los chicos de la banda 1970
Vale, a nadie nos acaba de convencer ya, pero por primera vez aparece una trama con todos los personajes gays. El dramaturgo era también gay. Y asume la existencia de una “subcultura gay”. Creo que es importante, aunque verla me deprime bastante. No sé si hay una alternativa en Europa, como no sea Vicios pequeños.

4. Satiricón 1970
He dudado mucho antes de incluir esta película sobre otras que probablemente tienen mayor importancia en vuestros cuestionarios, como Muerte en Venecia. Y hay alguna en la que el “tema” gay es más prominente. Pero veo en Satiricón algo mucho más innovador que en la película de Visconti. Sin aspavientos ni drama tenemos un homoerotismo explícito y sin tapujos. Y es de un Fellini en estado de gracia.

5. Cruising 1980
Siento meter dos películas del mediocre de Friedkin, pero Cruising, para mí, es una película que mostró un cambio de reglas en la dinámica entre comunidad gay y Hollywood: es como Calibán que responde. Por primera vez los gays se organizan y muestran descontento sobre el modo en que se les representa en el cine comercial. No está mal, aunque su interés principal es sociológico.

6. Querelle 1982
Por razones obvias, nos guste más o menos la visión que da, Querelle marcó una época. De nuevo, hay un “antes” y un “después”, es una película que presenta la homosexualidad de manera totalmente inaudita, deja atrás los modelos de Vicios pequeños o Muerte en Venecia, y recupera las propuestas más radicales de Kenneth Anger y Warhol.

7. La ley del deseo 1987
Por petición popular. Supongo que habría que replantearse su importancia más allá de nuestro país. ¿Más importante que La ley del más fuerte, Parting Glances, Sebastiane, Edward II? ¿Más contundente que El diputado? No sé: innovadora en la representación no es, pero sí más intensa y asumible que otras. Y aparece sistemáticamente en vuestras respuestas.

8. La trilogía de Nueva York 1988
Todo en esta lista es discutible, pero quería incluir al menos una película que fuera una comedia (con lágrimas, pero comedia) y que representase un lado de la subcultura gay que tengo muy cerca del corazón, dejando de lado malditismos, asesinos y seriedad. Como en Vicios pequeños hay pluma y estereotipo, pero es pluma nuestra, nos reímos “con” y no “de” Arnold.

9. Swoon 1992
Porque tenía que haber algo del New Queer Cinema: es cine independiente hecho por gays y buscando un público queer. Podía haber sido alguna de las primeras de Araki, The Living End también fue importante.

10. Brokeback Mountain 2005
Las razones son bastante obvias. Hoy por hoy no se le puede negar un lugar histórico. Otra cosa será que en pocos años quede olvidada y desprestigiada, como sucedió con Filadelfia que habría ocupado este lugar si la lista se hiciera en 1995 y no en el 2006. Hoy no parece tener un lugar en ningún sitio.

Como digo, esta lista no es más que un punto de partida. Otros hitos que habría incluido de no ser por la limitación que me impongo de diez películas serían Encrucijada de odios (como ejemplo de “película palimpsesto”: una novela sobre un crimen homófobo se convierte en un crimen antisemita, sin embargo quedan restos del original. La incluyo porque es un ejemplo claro de una estrategia de armario que predomina hasta 1962. Otro ejemplo sería La soga, de Hitchcock, pero esta me gusta más y es anterior) Filadelfia (porque hay un guionista gay fuera del armario negociando representación, porque fue un intento de normalizar al homosexual en el cine comercial), Maurice (porque fue el primer éxito comercial netamente gay), Vicios pequeños (de nuevo por el éxito comercial brutal que tuvo y a pesar del tipo de representación que proponía), Beautiful Thing (hoy la tenéis algo olvidada, pero en su momento no se hablaba de otra cosa. Hay que ver el éxito que tuvo), Un chant d’amour (en mi lista echo de menos la vanguardia, y en este sentido pocas más importantes que la de Genet. Las de Anger, Kuchar, Warhol, Bigwood también tienen gran importancia y cuentan con temas y estética radicales, muy por delante de su época, pero su difusión fue limitada). Como crítica, me extraña que haya tantas películas de los ochenta y tan pocas de los noventa. Quizá es un efecto de mi propia evolución. O realmente los ochenta son la década en que se producen los debates y cambia el régimen de representación.

Espero con anticipación vuestras alternativas.


28 comentarios:

Pasaelmocho dijo...

Quizás no sea una película emblemática o significativa, pero para mí Jeffrey supone la primera visión positiva de un seropositivo gay.

Y justo todo lo contrario, Compañeros Inseparables, un pedazo de dramón y una invitación a la toma de conciencia sobre el problema

Lo que ya no sé es si tienen suficiente envergadura como para quitarle el puesto a otra :-)

Capitán Harlock dijo...

.

No creo que mis conocimientos cinematográficos tengan la suficiente base como para poder participar en la lista que propones, pero ahí va mi opinión.

A favor de que permanezca en la lista:

La Ley del Deseo: por dejar constancia de que entre dos hombres, aparte de sexo, deseo y obsesión, también se pueden alcanzar cotas altísimas de amor, puro amor.

En contra:

Brokeback Mountain: porque la película podría haber sido más explícita, más fuerte, más valiente, y ha quedado muy descafeinada en aras de la comercialidad, lo políticamente correcto o porque el director ha sido presionado para no pasarse de la raya. Creo que en el 2005 ya estábamos lo suficientemente avanzados como para soportar diálogos con entrelíneas. No perdono que a ninguno de los dos personajes, después de décadas de enamoramiento, se le haya impedido soltar un mísero “te quiero”.


Otros comentarios:

Muy poco cine español veo en esta lista. ¿Gusto personal o es que realmente hay poco cine gay de relevancia hecho en nuestro país?

Me encanta que hayas mencionado “La Soga”, porque siempre imaginé que ahí había un rollo homosexual de por medio.

Una película del 85 (según acabo de comprobar en el google), poco importante pero que por motivos personales pondría en la lista, es “Tras el Cristal”, de Agustí Villaronga.

Editor_J dijo...

Hola Alberto... soy nuevo en esto de los Blog..soy Periodista, de Chile y navegando me encontre con tu sitio. Muy interesante.

Hi... I from Chile..please visit my Gay_Magazine
www.tusletraslocas.blogspot.com

See ya !!!

Hola, soy de Chile, visiten mi nuevo Gay_magazine
www.tusletraslocas.blogspot.com

Chaooo!!!

Bang Bang La Desh dijo...

hecho a faltar, en una vista rapida, dos peliculas importantes: Maurice, por lo que significo en los ochenta...y compañeros inseparables. Por lo que tb ayudo y aporto a la reflexion,rodeados de tanto dolor.

seguire dandole vueltas si el pelucon me lo permite.

besos

Alberto dijo...

Las adiciones me parecen bien, pero ¿a costa de cuáles las introduces? ¿Cuáles quitas? Las reglas son las reglas...

Alberto dijo...

Lo de la relativa falta de cine español no se debe a gusto personal. De hecho nada en la lista refleja mi gusto. En la lista se entrecruzan varios criterios, y quizá el principal es hablar de películas que constituyan un antes y un después, que hayan cambiado las negociaciones entre representación, autores y espectadores gays. Por supuesto muchas que cumplen esta condición no están. A mí El diputado me parece tan importante en este sentido como cualquiera de las mencionadas. El único problema de la película de Eloy de la Iglesia es que tiene muy pocos seguidores entre los propios españoles. Por no hablar de fuera de nuestras fronteras, con lo cual no tiene demasiado impacto. Es como si, de alguna manera, los espectadores de aquí se negasen a escuchar lo que de la Iglesia dice realmente en esta película. Pero así son las cosas.

Lo de Tras el cristal es un poco lo mismo. ¿Cómo justificas que la película hiciera algo que ninguna película había hecho antes? Claro, es una elección personal, pero para esto ya abriremos otro post.

Un saludo

Alberto dijo...

Parece que contamos con bastantes votos para Compañeros inseparables. A mí me pilló fuera y lo que asumía es que en España apenas tuvo eco. Igual me equivoco. Tuvo una promoción bastante armarizada. Y el planteamiento del problema era muy específico de América: aquí el sida no se manifestó, a principios de los noventa, con las mismas ramificaciones.

El tema Jeffrey. El caso es que a mediados de los noventa, siguiendo la estela de Filadelfia (luego diréis que no fue importante: de hecho lo fue, lo que pasa es que olvidamos rápido) aparecieron otras películas gays sobre el sida, muchas de ellas basadas en obras de Broadway (que seguían el éxito de The Normal Heart). Lo que quiero decir es que por encima de Jeffrey tendría que estar Filadelfia, que fue la madre de todas ellas. Aunque no parece que guste a nadie. La revisé hace poco y a pesar de que se nota demasiado que es un ejercicio matemático para tratar de quedar bien con todo el mundo, es sólida y el guión está muy bien trabado. De hecho, Filadelfia es la primera representación positiva en el cine comercial. En el cine más independiente la referencia es, por supuesto, Longtime Companion (compañeros inseparables), que es del 90. El teatro comercial sobre el sida, por otra parte, se desarrolla en la segunda mitad de los ochenta.

Archie dijo...

Hola Alberto. No entiendo mucho de cine y hasta ahora no me habia atrevido a participar en tu blog. Sólo quería romper una lanza en favor de Filadelfia. Es cierto que está muy desprestigiada pero tengo la impresión de que es la primera película en la cual el espectador "medio" (con todas las acepciones y limitaciones de esta denominación) recibe clara y contundentemente el mensaje de que la homofobia es algo injustificado e indeseable, sobre todo en la escena del bar con Denzel Washington. ¿Qué opinas de ello?

Senses & Nonsenses dijo...

Las diferencias que haces entre importancia histórica y modos de representatividad. Evidentemente Philadelphia tendrá siempre más importancia que 'El diputado' porque llegó a más gente, pero del mismo modo que sólo se atrevió a tratar el tema a través del cine de juicios. 'Brokeback Mountain' no aporta nada nuevo, ya en los 80 'Maurice', 'La ley del deseo' y algunas más se arriesgaron másn llegaron mucho más lejos. 'Yossi y Jager' es del mismo año pero nunca tendrá la misma repercusión que películas made in hollywood.
Y paso a mi lista:
coincido contigo en
1. Querelle
2. La ley del deseo
3. Trilogía de Nueva York
aunque la incluyes como comedia, y como comedia yo incluiría
4. Beautiful Thing
pero también me vale como imagen positiva de la homosexualidad en la adolescencia. debería darse obligatoriamente en los institutos.
5. como Ma Vie En Rose
aunque ésta trata otra cuestión como la transexualidad.
6. Muerte en Venecia
me parece más significativa que Satyricon
7. The living end
me impresionó, es como un thelma y louise gay en tiempos de sida. No sé si fue menos influyente qye Swoon, pero sin embargo esta última apenas la recuerdo.
8. El diputado
fue una película importante en españa, y yo creo que todavía sigue vigente, aunque sea poco conocida fuera de aquí
y estas dos últimas porque me gustan mucho
9.Los juncos salvajes
10. Another country
Rechacé 'Maurice' porque acababa de salir del armario, sólo me gustó la historia con el jardinero. Sin embargo esta me emocionó.
Aunque tampoco puedo olvidar la historia gay de 'Retorno a Brideshead'
Espero que te sirva para algo. A mí tb me encantan las listas.
un abrazo.

Ibn Sina dijo...

¿Alguien ha visto 'Another gay movie'? ¿Sí, no?

Alberto dijo...

Yo no, pero el título promete. A ver si lo localizo.

Alberto

Alberto dijo...

Lo de la lista es complicado si uno se ha de centrar en 10. Supongo que con veinticinco estaríamos más de acuerdo. Aquí el dilema es qué ponemos por delante, que siempre es un juicio subjetivo.

Así que comento un poco. Yo viví bastante de cerca el fenómeno Beautiful Thing. La vi primero en teatro y luego me compré el texto cuando salió publicado. No me impresionó nada. La película, no sé, supongo que me sale algo bastante personal: el lugar donde se desarrolla es exactamente el tipo de lugar y ambiente que me produce escalofríos. Y yo la verdad es que a los dieciséis años pensaba más en el sexo, así que tampoco conecto personalmente. Me parece que es la cosa esta inglesa de sublimar. Mi novio de entonces (hoy mi ex) era fan (aunque no sé si hoy lo reconocería mucho), y amigos a los que respeto les parece un hito. Desde ese punto de vista supongo que tiene un lugar en la lista. Tendría que pensar qué quitamos.

Ma Vie en Rose me parece una película espléndida. Cierto que se habla de una especie de niño transexual pero también podría ser imagen del niño mariquita. El motivo por el que no la incluía, aunque es de mis preferidas, es que no sé si significa algo históricamente y no veo que haya tenido gran impacto.

Lo de Muerte en Venecia vs Satiricón, depende de si queremos que ese lugar lo ocupe una imagen "representativa" del momento (la de Von Asenbach persiguiendo a un chaval y muriendo mientras se le corre el rímel) o una imagen más atrevida, lúdica y sensual, totalmente anti-identitaria. Con Muerte en Venecia me pasa como con BBM: la película me gusta mucho, pero no creo que la representación de la homosexualidad vaya contra el discurso dominante de su tiempo.

The Living End vs. Swoon: vale. En definitiva el criterio sería cuál fue más popular o cuál impactó más. Ambas son muy New Queer Cinema (narrativa irregular, héroes-
delincuentes).


Yo estoy muy a favor de El diputado. De hecho si quieres podemos hablar sobre eso. Pero me gustaría tener más datos sobre su impacto entre los homosexuales de la época. Hasta ahora, sólo me he encontrado con reacciones indiferentes, adversas o incluso hostiles. De nuevo, creo que sigue siendo lo más conscientemente "radical" que se ha hecho en este país (y en Europa hasta la llegada de Querelle)si tenemos en cuenta la relación entre una película y su tiempo, pero algo ha fallado en la recepción gay de esa película (fue un super éxito comercial, pero al parecer no entre los gays). Por eso no la incluí en principio. No parece que haya dado lugar a nada.

Los juncos salvajes y Maurice. ¿Las dos? En realidad representan un poco el mismo tipo de cine. Yo dejaría fuera Los juncos salvajes, porque no es una película que signifique un cambio en la representación ni en la relación con el espectador. Lo de Maurice, pues no sé. La dejaría muy para el final, aunque entiendo bastante bien que tuvo un significado profundo en su momento. Es un poco el fenómeno Beautiful Thing, pero diez años antes. Lo cual significa que quizá habría que replantearse los de Beautiful THing. Y espero que no sugieras que hay que incluir en una lista de diez Beautiful Thing, Y Muerte en Venecia Y Another Country Y Los juncos salvajes Y Ma Vie en Rose: demasiada juventud, demasiados colegios, demasiada distancia. La experiencia gay es también experiencia de madurez. Alguna sí, pero ¿TODAS? por no hablar de que no dejas lugar a la perspectiva histórica.

Y sigo pensando que Filadelfia es importante, aunque no haya encontrado espacio en mi lista....

José L. Serrano dijo...

Seguramente mañana haría otra lista distinta, pero hoy me ha salido ésta:

(en general mis motivos van más ligados a lo que yo considero una buena película que a lo que han representado históricamente y a mi afición por el cine francés e inglés)


1. Zero en conduite (por poner una histórica, un homosexual como héroe revolucionario en un internado)

2. Maurice (por su belleza)

3. Los chicos de la banda (por su sentido del hunor)

4. Parting Glances (por motivos sentimentales)

5. Los juncos salvajes (me encanta el cine francés)

6. Laberinto de pasiones (la prefiero a la Ley del deseo, me parece más rompedora)

7. Beautiful thing (un clásico que no me canso de ver)

8. Drôle de félix (es mi aportación personal y soy consciente de su escasa difusión)

9. Another country (me encanta el cine de colegios de Oxford y ese rollo)

10. Brokeback mountain (por ser una obra maestra)

(me dejo fuera
Querelle porque no me hace mucha gracia, para mí es la peor de Fassbinder,
Swoon es bellísima (pero solo se pueden poner 10),
La Trilogía de Nueva York la vi en teatro antes y eso me impidió disfrutarla,
Cruising? vale, aceptada, aunque es como un capitulo malo de Starsky y Hutch.
No soporto ni a Fellini ni a Visconti, me producen espasmos.

Muy interesante tu lista y las de los demás.
Por cierto, odio Jeffrey (pro también odio Latter days y muchas de ese estilo), me encantó Tras el cristal (y El Mar), de Eloy de la Iglesia me quedaría con “Placeres ocultos”, también me fascinan Compañeros inseparables o Filadelfia. Incluso metería El banquete de bodas pero ¿dos de Ang Lee?
En cuanto a vanguardia y eso, me falta hueco para meter a Derek Jarman, Bruce la Bruce, Kenneth Anger,

¿y que hago con

Taxi al water
Mi hermosa lavandería
El cuarto hombre (menudo morbazo)
Pink Narcissus
Ocaña retrato intermitente


Y dos preciosas películas
una inglesa que he dejado fuera de la lista “The fruit machine” : una cursilada solo apta para tipos como yo.

y otra francesa: Nord (que soy incapaz de encontrar)



demasiadas para tan solo 10 pero es importante elegir.

José L. Serrano dijo...

¿y que tal mas listas sobre transexualidad (estoy fascinado con "Desayuno en Plutón"

o sobre series de TV (para poder meter mi "Retorno a Brideshead"?

(pero la lista sería MUCHO mas corta)

Alberto dijo...

Sobre lo último que dices. Al plantearse un trabajo sobre algo, es necesario trazar unos límites. Pero para mí, que no creo en fronteras rígidas en las humanidades, en realidad lo importante es decidir qué cosas son centrales y cuáles estudiamos un poco de refilón. Tu pregunta ilustra exactamente esto. Según lo veo, mi trabajo en este libro gira en torno a una abstracción, "la experiencia gay", de límites difusos. Dentro de la experiencia gay caben muchas cosas. Pero hay unas más centrales que otras. Las presiones de la homofobia. La amenaza del machismo. La discriminación. Los atributos culturales de la homosexualidad. La experiencia de salir del armario. La cultura gay. El homoerotismo. Algunas de estas ideas se solapan con la experiencia transexual, con el modo en que se define lo transexual en nuestra sociedad. En ambos casos hay ideologías de género en juego, por ejemplo. Pero otras no. Efectivamente hay en el trabajo espacio para Desayuno en Plutón, Juego de lágrimas, Ma vie en rose y toda la pesca, pero no me refiero a ellas específicamente como experiencia transexual (en sí, eso sería otro libro) sino en tanto se solape con los aspectos centrales de la experiencia gay.

El caso es que casi se trata de una ley de óptica: no se puede mantener enfocadas simultáneamente dos cosas que se encuentran a cierta distancia entre sí; ambas pueden salir en una foto, pero una saldrá desenfocada. Habrá que elegir. Digamos que en este libro en particular mantengo "lo gay" enfocado y otras muchas cosas estarán ahí pero quedarán desenfocadas.

Alberto dijo...

Vamos con el tema de las listas. En lo que sigue trato de "pensar en voz alta", y poner por escrito los planteamientos que me hago a la hora de decidir en qué películas voy a centrarme.

Estupendas tus sugerencias, que me hacen desear volver sobre muchas de estas películas y hacerme ciclos. Por suerte mi trabajo este año consiste en esto principalmente.

Ahora bien, insisto en que, para este juego en concreto (se podría hacer otro en otro momento) trataba de evitar los gustos personales e incluso argumentos del tipo: "la incluyo porque es una BUENA película". Entiendo que no siempre podemos separar, pero era la idea. De lo contrario, al dar una lista de películas que nos resultan importantes, hablamos más de nosotros mismos que de las películas en sí. Para buscar un terreno común, yo hablaba sobre todo de importancia histórica (de hecho aproximadamente la mitad de las películas en mi lista me gustan poco o nada. Y pocas estarían en mi "lista personal"). Y el desafío es decidir qué pasos ha seguido la representación de la homosexualidad, dejando de lado que me gusten o no las películas.

A mí, por ejemplo, Beautiful Thing me parece cursi, sosa y tiene un final más postizo que la nariz de Nicole Kidman en The Hours. Y no será que no lo he intentado: la fiebre me pilló en Londres, vi la obra dos veces en teatro, compré el libro, luego salió la película y todo el mundo hablaba de ella, a mi ex le encantó, a buenos amigos míos les pareció un hito. Dado que ha llegado a tanta gente de manera tan profunda, tiendo a pensar que se trata de un bloqueo personal mío ante este tipo de experiencia. De hecho esto es más o menos cierto. Insisto: cuando hablo en plan subjetivo, hablo de mí más que de la película. Y es cierto que a partir de aquí empiezo a generalizar: dejando de lado sus cualidades, algo en mí me impide disfrutar o siquiera entrar en películas que hablan de la experiencia gay de los adolescentes, y en cualquier caso si tratan el sexo como algo secundario. Por supuesto la adolescencia y el salir del armario son tramas centrales en nuestra experiencia (lo segundo es probablemente el motivo narrativo más importante en la cultura gay), pero creo que hay otros muchos aspectos que tratar y que son más maduros, tienen que ver con la homofobia entre adultos, con el sentido del sexo, con las relaciones entre sexo y afecto, con la promiscuidad, el sida, estrategias de apropiación cultural, etc. No es que me cierre conscientemente. Simplemente no reacciono. Ya digo, es un punto ciego.

Con lo cual, de tu lista pues hay películas cuya importancia puedo reconocer pero que llegarme no me llegan. En particular lo que veo (como efecto de la subjetividad) es que te centras en un modelo de representación de la experiencia gay, el que aparece en Los juncos salvajes, Another Country, Maurice, Beautiful Thing y Brokeback Mountain. Todas son bastante normalizadoras, todas tienen protagonistas más o menos jóvenes, todas hablan sobr el conflicto de salir del armario. ¿Crees que tal predominancia es representativa de la experiencia gay? No sé. Yo creo que cinco de diez es excesivo. Entre otras cosas porque te dejas afuera demasiados aspectos de la experiencia homosexual plasmada en el cine.

Por lo demás: la película de Vigo. Fantástica, pero ¿más representativa que Anders als Anderen? Para empezar es posterior. Y la película de Oswald tiene en el centro unos personajes auténticamente homosexuales. De nuevo vuelvo a mi distancia: no sé si la homosexualidad adolescente es realmente homosexualidad. OK, igual esta frase es excesiva, pero creo que hay que representar también la experiencia de los adultos que han decidido una cosa u otra, sin ambiguedades.

Del resto, Maurice supongo que habría que incluirla. Pero ¿Maurice Y Another Country al mismo tiempo? ¿No son muy similares? (de nuevo aquí entra mi subjetividad, y seguro que si hubieras trabajado en los colleges de Oxford como yo, el gusto por los estudiantes se te quitaba en dos patadas ;-) )

Lo mismo te digo de Parting Glances. Estoy de acuerdo con que definitivamente tengo que hablar de alguna película representativa de la experiencia del sida. Pero dejando de lado los gustos personales. ¿Te parece más representativa Parting Glances o Longtime Companion? La primera es anterior, la segunda era más mainstream.

De acuerdo contigo en lo de Laberinto de pasiones. A mí también me gusta más el modo en que plasma la homosexualidad. Pero de nuevo en términos de centralidad, de impacto, La ley del deseo es más representativa (en Laberinto de Pasiones, al fin y al cabo, Imanol Arias acaba con Cecilia Roth).

Y quizá si aspiramos a una lista significativa hay que meter al menos una de vanguardia. Pink Narcissus, que tú mencionas, posiblemente (tiene la ventaja de ser corta), pero yo estuve muy tentado de meter Un Chant D'Amour (probablemente la PRIMERA vez que algo tan claramente homoerótico aparecía impreso en celuloide: es de 1950. Esta o una de Kenneth Anger.

En estas cosas es fácil enrollarse. Empezamos hablando de películas y casi acabamos escribiendo una autobiografía. Inevitable, supongo, ya que cine y vida pueden ir parejos.

Un abrazo

José L. Serrano dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, mi lista no pretende ser lo que tu lista. Por eso advertía de que mi lista es de lo que yo entiendo por buenas películas (y que son todas iguales, efectivemente)
Y tambien entiendo que tu lista no refleja tus gustos personales.
Y, definitivamente, si metemos una de vanguardia, Un chant d'amour sería perfecta.
Lo de Parting Glances la incluyo porque ligué en el cine (jeje)


En cuanto a lo de los colleges y tal debe ser una frustración mía, seguro que llevas razón. Tendré que ir a hacerte una visita.

Abrazos

Ibn Sina dijo...

No sé si ponerme a hacer una lista, porque estoy viendo que he visto mucho menos cine que todos los que por aquí pululan...

Veamos... yo soy de los partidarios de "Beautiful Thing", aunque el final sea increíble. Me gustan mucho "Maurice" y "Another Country", pero si hubiera que elegir una... me quedaría con "Another Country", quizá por rompedora, aunque "Maurice" es mucho más estética. Si hay que coger una de Visconti, pues yo me quedo con "Ludwig", más que con "Muerte en Venecia". Me sigue gustando "Philadelphia", aunque sea un poco ñoña, y me encantó "Brokeback Mountain", aunque hubiera podido ser más rompedora.

Tendré que ponerme a hacer una lista...

toni dijo...

dios mio que listos que sois todos, me estáis impresionando sobremanera con este blog, ni siquiera recordaba la mitad de las peliculas que comentáis y eso que creo haberlas visto casi todas, bueno, menos las antiguas, que reconozco que no he buscado demasiado...
Y ahora una pregunta ¿nadie se acuerda de "Abrete de orejas"? ¿o es que estoy muy liado y esa no era gay? ¿o era muy mala? creo que deberia haber intentado verla de nuevo antes de escribir este comentario...

Saludos

toni

Alberto dijo...

Bienvenido Toni, y no te cortes, lo importante es lo que has visto, no lo que NO has visto ;-) Cuantas menos has visto, más te quedan por ver, lo cual es estupendo. Yo envidio mucho a quien nunca ha escuchado, por ejemplo, a Louis Armstrong y Ella Fitzgerald cantando Porgy and Bess, porque le queda por vivir un momento maravilloso...

Efectivamente Abrete de orejas, de Stephen Frears, es una película (en inglés Prick Up Your Ears) basada en los diarios del dramaturgo británico Joe Orton (uno de los que traté en mi tesis doctoral, ya que estamos) y la biografía que le hizo John Lahr (por cierto, hijo del actor que hizo de león mariquita en El mago de Oz, al final rascas y todo encaja). Tenemos de nuevo gays con muertes violentas. La tendría que revisar, a mí en aquel momento me gustó más bien poco, pero hay que tener en cuenta que entonces yo era un poco estiradillo y políticamente correcto (es decir de miras estrechas) y por lo tanto es normal que no me gustase una película que habla de una pareja homosexual en la que uno mata al otro a martillazos y luego se suicida. Ya digo que tendré que revisarla. En principio, si tienes que hacer un esfuerzo para verla, pues, así de pronto yo pondría el esfuerzo en otra cosa, pero es una opinión muy del momento: igual la vuelvo a ver y me encanta.


Ibn Sina
Ya digo: cuestiones bastante personales moldean nuestras elecciones. Pero yo por deformación profesional hago lo que haría con mis alumnos y pregunto:

¿POR QUÉ Beautiful thing? (es una pregunta que llevo años haciendo, y supongo que así seguiré)

Yo creo que Filadelfia tiene gran importancia histórica, pero una película reciente que NO ganó el óscar ha hecho que olvidemos lo importante que fue en su momento.

¿Ludwig? Pero, ¿por que te gusta o porque te parece interesante desde el punto de vista gay? Por supuesto en la película Ludwig aparece como más o menos homosexual. Pero ¿por qué crees que la representación es más relevante que la de Muerte en Venecia?

(no se si atreverme a preguntarte si la has visto recientemente: yo fui hace tres años a un pase de estos de versión íntegra en Londres y me pareció, más que íntegra, intragable. Se nota su origen televisivo. ¡Y esos zooms!)

Ibn Sina dijo...

Veamos...

Para empezar, recuerdo 'Ábrete de orejas'. Recuerdo que me dejó con mal sabor de boca, pero en general me gustó.
No sé muy bien porque me gusta tanto 'Beautiful Thing'... quizá por el deseo inconsciente y nostálgico de haber podido vivir una historia semejante. Uhmm...

'Ludgwig' no sólo me gusta estéticamente, sino que creo que la representación de la homosexualidad en los personajes históricos es más relevante que... no sé como definir la representación de 'Muerte en Venecia', pero la película en sí misma, lo de Tazzio y... el protagonista me produce una sensación desagradable...

Sí, la ví hace cosa de un año, entera en DVD. :)

José L. Serrano dijo...

De Abrete de orejas me acuerdo del presentador del Telediario (¿Ramón Colom?) diciendo: la película la han traducido por "Abrete de orejas" pero realmente significa "Agárrame los cojones") LO JURO. A ver si alguen lo cuelga en You Tube.

(Me ha dado el mismo morbo ver al presentador de Telemadrid diciendo "Fóllate a la derecha" en las elecciones catalanas)



A mi Abrete de orejas me gustó muchísimo en su día (y eso que por aquel entonces, yo tambien estaba en plan: ¿mariquitas asesinos? no por favor)

Pero era una biografía sobre un hombre que me fascinaba y se atuvo a la realidad, además, me encantó Gary Oldman (ahora no le puedo ni ver)


No sé que pasaría si la volviera a ver.

Pasaelmocho dijo...

Estoy con Ibn en lo de Beautiful Thing. La sensación generalizada de todos al salir del cine era de añoranza por no haber vivido una historia tan bonita cuando se tenían 15 años. Vamos, la cara con una sonrisa de tontos que pa qué.

Y muy similar y en sentido contrario al salir de Brokeback Mountain: añoranza y seso nostálgico, sí, también, pero amargo, por no haber vivido una relación de amor tan profunda. También el paso de los años influye :-)

De Beautiful thing hay una escena que me enternece/emociona particularmente: el momento en el que uno de los chicos se queda solo en casa y deprisa y corriendo saca la tabla de planchar para ponerse una camisa porque va a ver al otro chico. Jop, siglos ha que no veo esta peli.

mrvazba dijo...

Yo odio Maurice y aplaudo Another country. Estoy de acuerdo con Los juncos salvajes y con ábrete de orejas, que al fin y al cabo sólo tenía a Alfred Molina de detractor en esa película (que bien estaba la Redgrave); pero ¿sabéis lo que os digo? si hay que hacer una lista de 10- lo cual siempre ha sido un cliché -¿porqué no 12 o 14 o 3?- se hace, pero yo no me identifico con ninguna, chicos, que le voy a hacer: ni con seropositivos, ni con cowboys americanos, ni con asesinos o perversos, ni con bailarines de lentejuela.
Me va más el rollo "queer as folk" versión inglesa, o lo que ha sido siempre: querer ser la Jane de tarzán, la Dubois del tranvía o la Cleopatra de la idem, por poner tres ejemplos.
Tenesse Williams, Almodovar, Sirk, Minelli y otros me han reflejado más en sus heroínas, que los héroes que se han creado por y para homosexuales en el cine

Alberto dijo...

Lo de las 10 es una convención arbitraria pero necesaria: nos obliga a esforzarnos por justificar inclusiones y exclusiones. En general me interesa más la justificación que la lista en sí...

Esto es algo que me gusta oír, porque hasta cierto punto estoy de acuerdo, pero, pero, pero... topamos con una cuestión generacional. Hay muchos gays (y no gays claro) que no saben quién es Sirk, Minnelli o, no te sorprendas, Tennessee Williams. Esto por una parte. Pero es que además muchos, incluso en mi generación, rechazan (con cierta displicencia, lo cual me parece mear fuera de tiesto) que los gays tengamos que identificarnos con heroínas melodramáticas. A mí, dame Lana Turner o Jane Wyman y soy feliz, pero creo que conviene seguir ambos rastros: el que nos lleva a través de identificaciones o preferencias emocionales y el que nos habla de imágenes concretas. Algo que intento en esta página es sugerir que la etiqueta "cine gay" está compuesta por ambos tipos de mirada (y otras, claro).

Creo que en algún sitio hemos tratado de esto y efectivamente es algo que saldrá en le libro y trataré de desarrollar, pero te resumo lo que discutimos en su momento y en lo que parece que había cierto acuerdo:

a) una generación de cinéfilos gays, especialmente los nacidos antes de finales de los setenta, basan sus preferencias en un cine de géneros y prefieren melodramas, musicales o cine clásico (no necesariamente los tres, como se ve en un post reciente sobre musicales)

b) pero la generación nacida a partir de ese momento busca otras cosas en el cine, es menos dada a la cuestión de apropiación. En parte esto se debe porque desde mediados de los ochenta empieza a haber imágenes homosexuales (aunque, como dices, no son demasiado satisfactorias para todos). En parte, también, a que la cinefilia en sí ha cambiado. La gente de mi edad suspiramos por Casablanca o Picnic. Mis alumnos, en cambio, consideran El padrino una película vieja y Pulp Fiction un clásico. Esto no es bueno ni malo, es lo que es.

Por cierto, ¿has hecho mi cuestionario? Me sería útil conocer tu opinión en más detalle...

miguel dijo...

bien por la lista si tubiera que agregar mi apollo se lo doy a LA LEY DEL DESEO, por que produjo una revolucion en mi (tenia 15 años)aunque en mi pais y en mi region (patagonia argentina)tubo una difusion casi nula a diferencia de las otras perlas del almodovar.-
Una peli a agregar seria FRESA Y CHOCOLATE, de Cuba la cual habla o susurra la homosexualidad dentro de las paredes de la Habana de Fidel Castro. pelicula tierna latinoamericana.- gracias a su lista me encontre con QUERELLE, y otras.-
gracias

Anónimo dijo...

Hola. Pues a mí me ha gustado mucho "La burbuja" de Eytan Fox, aunque seguro que se le pueden poner muchos "peros" para introducirla en esta lista. Desde que la vi anteayer, tengo una pena en el cuerpo...

Por lo demás, de acuerdo con la lista. De las antiguas, aunque no estrictamente gay, sino sobre la ambigüedad, "Víctor o Victoria".

Arturo dijo...

hay no! secreto en la montaña no por favor!!! la odio me cae muy mal... me gusta más The Buble dirigida por Eytan Foxx o algo así... eso sí es estar destinado a la fatalidad, un chico judio y otro palestino enamorados pero hay algo algo en esa película que es muy bueno